Compartir

Boss The Scent For Her: el perfume femenino de Boss

Boss The Scent For Her: el perfume femenino de Boss
fluna@klikealo.com
Compartir

Blog

Bajo la inspiración del arte de seducción, BOSS Parfums ha lanzado una cautivadora fragancia para mujer que combina el mundo masculino y el femenino en unos solo. BOSS The Scent For Her es, además de un perfume de lujo, la contraparte femenina inigualable del olor masculino.

Este capítulo de seducción empezó con la creación de la fragancia masculina BOSS The Scent, un aroma que abordaba el arte de la conquista desde una perspectiva masculina. Ahora, bajo la visión creativa de Jason Wu, director artístico para BOSS Womenswear, la casa de moda ha desentrañado a la mujer BOSS a través de BOSS The Scent For Her, una fragancia poderosa y al mismo tiempo únicamente femenina. La inspiración llegó de los icónicos gemelos BOSS, y de idea de que los mundos masculino y femenino se pueden combinar en uno solo.

JUEGO DE IGUALES

“Hay algo increíblemente poderoso y seductor en una mujer vestida de sastrería masculina, la misma que no hace más que resaltar su feminidad”, explica Jason Wu. “Esa es la idea detrás de esta fragancia, que cuenta con el poder y la fuerza de la fragancia masculina, pero que también ostenta una delicadeza femenina. Es como si estuvieran jugando en juego de iguales: el hombre contra la mujer, pero ambos aportan algo a la mesa”.

Wu trató de capturar la yuxtaposición de lo masculino y lo femenino en todos los aspectos de la fragancia, incluso en el frasco, en el que elegantes y sofisticadas líneas fluyen hacia arriba. Allí culminan en una joya preciosa que representa un giro femenino de los gemelos BOSS, mientras que tonos de champán rosa en contraste invitan a un vistazo más cercano de líquido interior.

ATRACCIÓN, SEDUCCIÓN, ADICCIÓN

Boss The Scent For Her envuelve en la combinación de sus potentes ingredientes el proceso de la atracción a la seducción y luego a la adicción. Con la seducción en su corazón, la fragancia refleja la interacción entre los dos protagonistas, que cada vez se acerquen más.

La atracción empieza con las notas altas de melocotón meloso y fresia, que intrigan a ambos protagonistas con un encanto elegante y ligero, como una invitación que logra que él quiera saber mucho más de ella. Mientras se van acercando, las cálidas y sofisticadas notas de corazón de la flor oriental osmanthus se empiezan a revelar, así como su poder interior. La fascinación inicial, delicada y ligera, evoluciona en una más oscura y embriagadora. Este es el catalizador que desencadena el poder innatamente seductor de la fragancia.