Compartir

Cómo cuidar la piel a los 30: Lancome te ayuda

Cómo cuidar la piel a los 30: Lancome te ayuda
Perfumerías Unidas
Compartir

La piel hay que cuidarla sin importar la edad. Sin embargo, después de los 30 es necesario tener una disciplina estricta, pues en esta etapa de la vida el paso del tiempo suele cobrar sus primeras facturas. Aparecen líneas de expresión, bolsas en los ojos y la piel se empieza a ver cansada. ¿Sabes cómo cuidar la piel a los 30? Aquí te lo contamos. 

5 pasos para aprender a cuidar el cutis después de los 30 

El cuidado, la hidratación y la protección del cutis no debería ser un tema negociable. Unas simples medidas en casa, cumplidas con rigor, ayudarán a que te sigas viendo joven y radiante. 

Crea una rutina de cuidado personal con productos Lancôme. Sus cremas de limpieza, tónicos faciales, cremas hidratantes y de contorno de ojos se convertirán en tus mejores aliados. No olvides completar este ritual de belleza con una mascarilla y un exfoliante. 

 

Paso 1: Utiliza una crema de limpieza

Lo primero que necesitas hacer es limpiarte el rostro adecuadamente con la Leche limpiadora Galataéis Douceur. Por más cansada que estés, nunca más vuelvas a entrar a tu cama con el maquillaje en el rostro. Las impurezas obstruyen los poros y opacan el brillo natural de la piel. 

cuidar la piel

Comprar

 

El desmaquillante Miel en mousse de Lancôme es muy fácil de usar. Aplícalo con las yemas de los dedos y da un masaje suave. Luego, lávate el rostro con agua tibia y verás que su textura se transformará en una espuma aterciopelada. El resultado será la eliminación del maquillaje y las impurezas, así como una piel suave y perfumada. Además, es ideal para todo tipo de pieles.

cuidar tu piel a los 30

Comprar

 

Ahora que sabes cómo cuidar la piel a los 30 en esta primera fase, recuerda limpiar suavemente y no frotar porque eso propicia la flacidez. La limpieza del rostro no se debe dar solo cuando estés maquillada, también cuando no lo estés, pues las impurezas del medio ambiente también cierran los poros.

Paso 2:  Llegó el turno del tónico

El tónico facial debe ser parte de tu tratamiento diario. Úsalo una vez que te hayas quitado el maquillaje. Empapa un algodón y aplícate Tonique Doucer de Lancôme con toques sobre tu rostro, alternándolo con movimientos circulares.

Esta loción está enriquecida con extractos vegetales que tonifican la textura de la piel y eliminan las impurezas. Su función es restablecer el pH de tu rostro, tras la limpieza. También te refresca, hidrata y cierra tus poros.

¿Por qué el tónico es un paso tan importante cuando estamos aprendiendo a cuidar nuestro cutis? Sencillo. Porque ayuda a refrescar, hidratar y cerrar los poros. Además, concluye la limpieza y permite preparar tu cutis para la siguiente fase. 

Paso 3: Ahora la hidratante

La crema antiestrés Hydra Zen de Lancôme es un hidratante facial con protección SPF 15. Su función es brindarle al rostro una hidratación de larga duración. Úsala todas las mañanas para verte más radiante y luminosa, solo tienes que aplicarla con un suave masaje con las yemas de los dedos. 

En las noches, lo mejor es que te la pongas unos 30 minutos antes de acostarte, para que la crema penetre tu piel y no se quede en la almohada. Duerme tranquila, pues por la noche tu piel se renueva y se recupera.

Ahora bien, además de ponerte este hidratante, es recomendable que te cuides también por dentro. Así conseguirás el mejor resultado. Ponte como objetivo dormir lo suficiente, no menos de 8 horas, para que recuperes energías y tu piel descanse y se regenere. También recuerda tomar mucha agua. 

crema para prevenir arrugas 30 años

Paso 4: Cuida el contorno de los ojos

Esta fase tiene relación con una parte del rostro muy delicada y 10 veces más fina que el resto del cutis. El contorno de los ojos no tiene glándulas sebáceas, por eso permite la formación de las líneas de expresión con más facilidad. A los 30 años, necesitas cuidarla con esmero.

Un producto apropiado va a desinflamar esta área y evitará que surjan bolsas y ojeras. Puedes confiar en la crema de ojos Rénergie de Lancôme. Solo difumina un poco la crema entre los dedos y pásala sobre el contorno superior e inferior del ojo. No olvides la zona de las patas de gallo.

Este tratamiento te ayudará a corregir los primeros signos de envejecimiento: bolsas, pérdida de firmeza y líneas de expresión. Será útil también para reafirmar e hidratar. Está recomendada para todo tipo de pieles.

Paso 5: Cuidado semanal

Engríe tu rostro y dale el cuidado extra que se merece. La mascarilla Rose Jelly Mask con miel de acacia y agua de rosas, te ayudará a sellar la humectación. Tiene ácido hialurónico, agua de rosas y miel.

Úsala por las noches y a la mañana siguiente sorpréndente con una piel más suave, tersa y flexible. Eso sí, recuerda ponerla sobre la piel limpia y seca, no necesitas enjuagar. Al día siguiente, sigue tu rutina normal de limpieza.

tratamiento de piel

Comprar

 

Por otro lado, el tónico Éclat de Lancôme es una loción ligera que exfolia la piel de forma homogénea, eliminando las células muertas. Úsala con confianza, pues sus ingredientes son de origen natural y no resecan la piel.

Con este último paso completas el ritual de cuidado para aprender a cuidar la piel a los 30. Puede que al inicio te parezcan muchos pasos, pero todo es cuestión de costumbre. Al poco tiempo empezarás a ver los resultados y esto te motivará a continuar. 

Si quieres saber más sobre los productos que te ayudarán a saber cómo cuidar la piel a los 30, ingresa aquí

 

 

cta banner tratamiento