Maquillaje en la playa, ¿sí o no?

El especialista en cosmética de Givenchy, Julio César Rivera, revela todo lo que necesitas saber para lucir increíble y preocuparte únicamente por la diversión este verano.

Renunciar a las sombras, al rímel o al labial esta temporada puede ser complicado. No a todas nos sienta “la cara lavada”, aunque estemos bronceadas. Por eso, preguntamos a un experto en estética qué alternativas tenemos cuando queremos ir a la playa o a la piscina.

Julio César Rivera, de Givenchy, señala que —contrario a lo que muchos creen— el maquillaje no es un imposible en el verano. Eso sí, “debe ser sutil, jamás recargado”. Su función es resaltar la belleza natural de la mujer actuando como un velo transparente sobre un lienzo limpio y fresco, donde no pueden faltar los colores. Él nos sugiere los siguientes tips. Toma nota.

  1. APLICAR PROTECTOR SOLAR. Lo primero que debes tener en cuenta es que siempre que vayas a la playa, piscina o, incluso, a la calle en los próximos meses de verano, tu piel debe estar protegida. Para ello, busca productos ligeros y con un FPS de 30 como mínimo. Obviar este paso podría traer problemas a tu belleza y salud.
  2. EVITA LAS BASES PESADAS. Además de que no lucirás natural, es mucho más probable que, al contacto con el agua o debido al calor, el producto se oxide e, incluso, se derrita. Si te preocupan las imperfecciones, marcas de acné u ojeras, usa una base muy ligera y que estructure bien el microrrelieve de la piel. De preferencia, que aporte luminosidad al rostro y un acabado mate. Para mejores resultados, elige una versión a prueba agua.
  3. MÁSCARAS DE PESTAÑA WATERPROOF. En lugar de unas pestañas voluminosas, emplea una máscara 360, que separe, alargue y rice tus pestañas. Si te vas a sumergir en el agua, es mejor que utilices un producto waterproof. Solo recuerda que al ser más difíciles de remover, tendrás que utilizar a un desmaquillante bifásico al final de la jornada. En lo posible, limita su uso a la playa y piscina.
  4. DELINEADO ETÉREO. No tienes que pasar tanto tiempo frente al espejo haciendo un cat-eye. Basta con trazar una línea muy delgada al ras de las pestañas para intensificar la mirada.
  5. LABIOS NATURALES. Unos labios muy llamativos no son la mejor opción para un look playero. La clave consiste en armonizarlos con el maquillaje de los ojos. Para eso, solo hay que delinear el contorno con un lápiz a prueba de agua y aplicar un gloss que les dé brillo y sensualidad. Este último no debe ser pegajoso, sino fresco y con aditivos de hidratación y nutrición. Elígelo en el color que más te guste o transparente, según la ocasión.
  6. NO DEJES LAS SOMBRAS EN CASA. Recurre a un producto ligero y luminoso, con acabado mate e iridiscencia. Es decir, que, al abrir y cerrar los ojos, se generen destellos de luz en movimiento.